lunes, 9 de abril de 2012

Tras el Cabo de Higer

Sí, ya se que para la inmensa mayoría de los aficionados a la vela doblar el Cabo de Higer no es nada de nada, es algo que lo hacen todos los días que salen a navegar, pero para un recién llegado a este mundo de la vela hoy a sido un día especial. Hasta ahora nos habíamos contentado con navegar dentro de los límites de la bahía de Txingudi. Allí dábamos bordos de aquí para allá hasta dar por terminado el día. Pero esta vez ha sido diferente, el tiempo estaba perfecto y el sol invitaba a navegar lejos, muy lejos. Nosotros no hemos ido demasiado lejos, solo un poco más allá del Cabo de Higer. Durante un buen rato hemos podido ver como Hondarribia se alejaba de nosotros, una sensación extraña. Para nosotros ha supuesto traspasar la puerta de las aguas domesticadas, ha sido un primer paso, pronto buscaremos el segundo. Estos seis metros de velero van a ser toda una escuela para nosotros.

El viento ha sido suave, fuerza 1 a 2 del norte, con una mar de fondo de apenas 0´5 a 1 m. Junto a nosotros navegaban otros veleros de mayor porte que el nuestro (cosa fácil de lograr…). La pena que por exceso de precaución yo he colocado en el puerto un foque algo más pequeño que el génova ( ainnss…un enrollador… ), el resto de los veleros navegaban más rápido, pero bueno, prefiero pecar de poco que de mucho. Tal vez el año que viene me anime y coloque un enrollador en proa para evitar estas torpezas de novato.

Estoy deseando navegar con amigos, igual con un poco de suerte le meto el veneno de la vela a alguno…

 

3 comentarios:

Hooper dijo...

Un poco tarde, pero me alegro... Y para doblar el cabo de Hornos, primero hay que doblar el de Higer (a no ser que vayas por arriba... :-)) Sin complejos...
Se ve bonito al pequeñín... Bonita y placentera navegación...

Hooper dijo...

Por cierto, además me das mucha envidia... Esta semana Santa, al final no he podido navegar... He matado el mono arrancando el motor y haciendo un poco de bricobarco...

Andua Fernando dijo...

Lo mejor de todo Jon es saber todo lo que nos queda por aprender...
Hasta que hemos puesto el motor ha estado haciendo unos días cojonudos, menudo invierno más suave que hemos tenido. Ha sido comprar nosotros el FB y levantarse la mar...
En fin, tendremos un poco de paciencia.
Me alegra mucho leerte por aquí.