sábado, 23 de agosto de 2014

“SIRACUSA”, el cambio.

            Hace ahora ya tres años que pusimos nuestra mirada en Zaldi, por entonces nuestros planes pasaban por usarlo como barco escuela durante aproximadamente 5 ó 6 años. Nuestra intención era la de cambiarnos a una eslora un poco mayor, pero las intenciones son eso, intenciones. Hemos sopesado pro y contras, pensado con la cabeza y también con el corazón, luego lo hemos colocado todo en la balanza de las decisiones y la resultante ha sido la inesperada, nos quedamos con el barco, no voy a decir hasta cuando, creo que eso lo dirá el tiempo, pero la decisión ya está tomada.

          Ahora empieza de verdad el trabajo en el barco, Zaldi va a sufrir muchas modificaciones y mejoras, una de ellas y posiblemente la más importante, va a ser su nombre. Zaldi es el diminutivo de Zaldibia, localidad gipuzkoana situada en la comarca del Goierri. De ese pueblo era la familia del anterior propietario del velero, a nosotros la verdad es que el nombre nunca nos terminó de gustar, primero por que no teníamos nada que ver con ese pueblo y segundo porque veíamos que continuamente daba pie a confusiones ( en euskera zaldi significa caballo ).

       Para nosotros, el barco debe de tener su propia personalidad, queremos sentirlo cercano, algo que el nombre Zaldi no terminaba de hacerlo. Zaldi fue algo personal de otra persona y hoy nos toca a nosotros. El cambio lo haremos el próximo mes, tenemos muchas ganas de empezar con los trámites.

            Contrariamente a lo que podría imaginarse no nos ha costado encontrar el nombre que nos gusta a todos en casa, SIRACUSA. La decisión de ponerle este nombre está apoyada en diferentes motivos, allí nació y murió Arquímedes, matemático griego ( Sicilia pertenecía a Grecia por entonces ) y autor del conocido principio por el que se sabe de la flotabilidad de los barcos. Otra de las razones de la elección del nombre de Siracusa radica en la leyenda de Simbad, según la misma allí se guardaba “El libro de la Paz”. Y por último, y el motivo más importante para poner ese nombre, son nuestras ganas de conocer la isla de Sicilia y Siracusa, una ciudad cargada de historia, algún día la visitaremos.

           Bien, una vez explicados los motivos del cambio de nombre ( el cambio se hará respetando la tradición de los marinos bretones ), intentaré enumerar los cambios o modificaciones que vamos a intentar llevar a cabo, algunos ya se han acometido.

-Cambio de velas, ambas están envejecidas, el génova ya ha sido recientemente cambiado.

-Colocación de un enrollador de génova. ( Ya lo hemos colocado ).

-Sustituir las maltrechas mordazas que tiene por unos buenos stoppers. ( Ya están colocados )

-Colocar un piloto automático.

-El casco va a ser trabajado a fondo cuando se saque el barco a dique seco el año que viene.

-Se montará instalación eléctrica. ( Incluidas luces de navegación leds)

-A la botavara se le cortará el tramo que le sobra en exceso, aproximadamente 15 cm.

-Colocación en proa de una puntera con roldana para el cabo del ancla ( ya está colocada ).

-Si podemos intentaremos que la orza vuelva a ser abatible.

La lista podría ser más larga, de hecho creo que en un barco siempre hay algo que reparar o modificar, pero estos son los cambios principales que nos gustaría completar.

     Sigo pensando que algún día navegaremos en un barco de mayor eslora, no se cuando llegará, pero lo haremos. Cuando algo se desea con fuerza, tarde o temprano sucede. Entonces, quien sabe, tal vez sea el SIRACUSA II…

                                                 

                                                                                     - SIRACUSA -

6 comentarios:

Hooper dijo...

Me alegro de ello...
Y no descartes crecer, que os veo dentro de unos años navegando lejos y bien... :-)
Y en cualquier caso, que seais felices...

Marta Perez dijo...

y la cocinita?

Marta Perez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Fernando - Andua dijo...

Tienes razón almiranta, olvidé la cocinita que tendrá su hueco.
No hay como una buena paella a bordo...

NATURMENDI dijo...

La verdad no sé que se dice en estos casos: felicidades, enhorabuena,...
Ni si después de los "trámites" que enumeras hay algún otro como romper una botella.

En cualquier caso que Siracusa siga teniendo buenos ratos de mar.

Un abrazo.

Alberto

Fernando - Andua dijo...

Hola Alberto, el descorche de botella será a bordo, así cumpliremos con el ritual descrito.
Allí brindaremos y beberemos por la mar, la amistad y las montañas.

Un saludo y gracias.
Fernando.