viernes, 13 de julio de 2012

El viento en la bahía de Txingudi…mejor por la mañana.

          Llevo ya un tiempo observando el fenómeno, y de hecho hoy lo he comentado con un amigo que lleva tiempo navegando y el también me lo ha confirmado.
        Es muy común ( con tiempo estable ), sobre todo con vientos del cuadrante entre el N y el W, que ha ciertas horas disminuyan mucho o incluso desaparezcan las brisas en la bahía de Txingudi, el ciclo podría decirse que es el siguiente: a primera hora de la mañana es normal que apenas haya brisa, luego digamos que a eso de las 10h ( siempre hora aproximada ) comienza a soplar, está subirá más o menos y se mantendrá bastante estable hasta eso de la 17h ó 18h para luego esconderse de nuevo.
      Otra cosa muy diferente puede suceder con vientos de otra componente, los vientos del E y del S funcionan de otra manera, sobre todo los del sur, viento que yo llamo “viento loco”, por lo impredecible y poco constante de su fuerza y dirección, este parece que va como a trompicones, subiendo y bajando los nudos de su fuerza a su antojo.
     Ayer jueves salí con mi amigo Iurgi y volvimos a tener un claro ejemplo de como funciona el viento. Durante la mañana el viento se mantuvo alegre, sin pasarse pero todo apuntaba a una buena navegación para la tarde, llegó a los 10-12 nudos y así se mantuvo unas cuantas horas. Partimos del pantalán cerca de las 17h, aún teníamos un viento bonito. Al llegar al final de los espigones en la desembocadura del Bidasoa ( 20 minutos más tarde ) ya pudimos apreciar que la brisa no tenía ya la misma alegría, mantenía aun cierto soplido que entraba aproximadamente entre los 350º y los 0º, pero ya no era el viento de la mañana. Con esa componente de viento salir de Txingudi para intentar navegar por detrás de Jaizkibel sabía que iba a llevar su tiempo, estaríamos obligados a realizar algunos bordos. Pusimos primeramente rumbo entre 80º y 85º navegando de través y lo mantuvimos a una velocidad de unos 3 nudos unos 15 minutos para ganar ángulo y poder salvar, “con suerte”, en el siguiente bordo el Cabo de Higuer. Tras virar por avante pusimos proa a unos 310 º- 320º y enseguida nos dimos cuenta que aún no salvaríamos el Cabo de Higuer, y para colmo notábamos como el viento seguía su línea decreciente y el empuje iba disminuyendo. Volvimos a dar otro bordo hacia el E y ganamos de nuevo ángulo para pasar el cabo. Aún tuvimos que volver a dar un giro más por avante para salvar el cabo… ¡¡ vaya odisea con el dichoso viento N !! Finalmente, con un viento que apenas nos hacia navegar a dos nudos decidimos en la punta ya del Cabo de Higuer volver a puerto. Opté por probar algo que me gusta mucho, pero que aún me queda por aprender más para utilizarlo correctamente, pusimos las velas a “orejas de burro” y con el poco viento que soplaba de popa entramos de nuevo hasta cerca del puerto pesquero, allí la paciencia se nos terminó, bajamos velas y pusimos motor dando por terminada la tarde de navegación a vela.
Un vistazo a la carta con el recorrido.

Captura
      Iurgi se tomó la molestia de ir grabando algunas imágenes y el resultado es este video:
https://www.youtube.com/watch?v=bvcbyTjJmyQ

3 comentarios:

Iurgi Ezkiaga dijo...

Gran dia el del Jueves Fernando!!!
Eskerrik asko!!!

Iurgi.

Fernando andua dijo...

Nos faltó viento Iurgi, disfrutamos sí, pero...
Nos vemos.

Hooper dijo...

Lo que dices del viento, a nosotros en Lekeitio nos pasa exactamente igual
A partir de las 6 de la tarde, normalmente no merece la pena salir.

Un saludo.